FKA Twigs

"Magdalene"

Ana Karina Iniesta
Redactora

12.Noviembre.2019

Cinco años han transcurrido desde que Tahliah Barnett lanzó su álbum debut “LP1”. Desde entonces, la artista británica emprendió una travesía por los parajes más áridos y desérticos, tanto en lo emocional como en lo físico, donde las rupturas amorosas y tumores marcaron esa etapa de su vida. Sin embargo, tras un periodo de recuperación y sanación, FKA Twigs anuncia su regreso con el ansiado disco “Magdalene”.

 

Este segundo material discográfico abre con el último adiós en “Thousand Eyes” canción que anticipa a la devastación. Llena de falsettos “Home With You” es un tema dramático donde se enuncia lo que se calla, lo que no se dice con una intensa melodía in crescendo hasta resultar casi abrumadora, pero sumamente conmovedora.

 

En “Sad Day” Twigs nos regala una voz aterciopelada e hipnotizante que canta la aventura y trayecto de un cuento de amor que ha sido concluido sin tener oportunidad de llegar al final, una historia obligada a romper cuando aún se quiere y dejar ir cuando aún se ama.


“Holy Terrain” es el único featuring del LP con el rapero Future donde el rush de las primeras citas y el coqueteo son los temas centrales de esta colaboración. El ritmo del trap resulta contrastante en comparación con la mezcla electrónica alternativa del resto del álbum. El objeto de deseo se materializa en “Mary Magdalene”, obra que es la ambivalencia de la bondad y seducción, divinidad y maldad en estado puro.

“Fallen Alien” destila traición y confusión, caos y furia; es una pieza agresiva y saturada con precisión. “Mirrored Heart” es una balada que versa sobre el momento en el que la única presencia que se encuentra es la de la ausencia y la única compañía es la soledad. Por su parte, “Daybed” muestra la intimidad del placer solitario. Para cerrar, tenemos “Cellophane” marcada por el reproche, el sacrificio y un dejo de frustración.

 

“Magdalene” emerge en un mar que ha sido llenado con tristeza, melancolía y nostalgia. Con la participación en coproducción de personajes como Nicolas Jaar, Skrillex, Noah Goldstein, Benny Blanco Jack Antonoff y Metro Boomin, esta obra se escucha como tener el corazón hecho pedazos y se siente emocional, trágica y vulnerable, pero muy hermosa.

 

La también bailarina y compositora ha vuelto con su característico sello sensible y agridulce. Este disco es el lamento de un alma rota, la virulencia de un amor agónico. “Magdalene” es catarsis, resiliencia y aún así,  por irónico que parezca, no ha sido creado para llorar, sino para poder dejar de hacerlo.

Noah SleeI DS

Wet Baes I Cosmovidencias 02

2014® by Trick or Treat Music México. Aviso de Privacidad                                                                    Sponsored By: Vino Mexicano Lola+Carmen