Peggy Gou, Gerd Janson & Paurro

@Foto Museo Cuatro Caminos

Ana Karina Iniesta
Redactora

22.Octubre.2019

La noche del jueves llegó y el norte de la ciudad estaba listo para hostear uno de los eventos más esperados de la segunda mitad del año. Conforme transcurrían las horas, decenas de personas llegaban al lugar dispuestas a bailar hasta no poder más.

El reloj marcaba más de las 22 horas y los beats de Paulina Rodríguez, a.k.a Paurro, ponían a los primeros asistentes en llegar a danzar. La medianoche se acercaba y la mexicana le cedió el stage a Gerard Janson, quien se encargó de apropiarse del lugar y calentar los ánimos.

La impaciencia se manifestaba y la anticipación del acto estelar se apoderaba de la audiencia entre quienes se respiraba ya una atmósfera caliente. La temperatura aumentaba mientras el aire se cargaba de acuosidad en un venue abarrotado. La multitud se apretujaba en el área más próxima a la tornamesa.

2 AM y casi como una visión, la DJ surcoreana emergió entre un mar de luces cambiantes, coloridas y contrastantes. Frente a una pared decorada con alargadas lámparas como gusanos fosforescentes, Peggy Gou nos obsequió un set dinámico y duro con sus tracks más representativos acompañados de algunos clásicos y remixes.

El inmueble se tornó caótico e hipnótico. Múltiples lásers apuntaban a los muros de los costados formando ondulaciones y figuras geométricas que te obligaban a perseguirlas y acecharlas con la mirada. La oscuridad era interrumpida por ocasionales estrobos y destellos que parpadeaban y mutaban yendo del rojo al azul, del naranja al amarillo o del violeta al verde haciendo del Foto Museo Cuatro Caminos un bloque iridiscente.

Las pistas de Gou eran un vaivén del techno al house pensadas para hacer cimbrar al recinto guiándonos en un páramo de éxtasis y un ambiente febril. La potencia de las bocinas hacía retumbar y vibrar el pecho. Los cuerpos húmedos se contoneaban al compás de la música y dejaban escapar de cuando en cuando un chiflido o grito de júbilo ignorando las prendas empapadas en sudor por el casi asfixiante calor; entretanto algunos abanicos se agitaban y revoloteaban por encima de la cabeza.

Por más de dos horas, la DJ y también diseñadora de moda hizo estallar en gozo a los presentes. Los dispositivos móviles se materializaron para grabar y congelar el momento clímax en el que la emblemática pista “Starry night” comenzó a sonar a la par que la letra era vociferada.

Después de una larga jornada, el debut de PG en la capital nacional concluyó siendo un éxito, pues fue recibida y ovacionada con la mejor energía luego de que esta triada de talento se haya encargado de hacer de la noche un suceso caleidoscópico y memorable.

Noah SleeI DS

Wet Baes I Cosmovidencias 02

2014® by Trick or Treat Music México. Aviso de Privacidad                                                                    Sponsored By: Vino Mexicano Lola+Carmen