#Review: Suol summer daze

Por Lino Rosales

La música unió a los alemanes, y la Caída del Muro de Berlin fortaleció una soñada mezcolanza de identidades (Este - Oeste). Parte de lo que representa la cultura musical de este país en el resto del planeta se debe a ese triunfo de 1989.

 

Si una ciudad tiene una escena tan bien cimentada y con tantos exponentes internacionales, es porque el talento nacional y local es apoyado por grandes medios y disqueras. Berlín es el ejemplo de lo que todas las ciudades del planeta quisieran para su bienestar musical, y en cuanto a música electrónica, no solo representa el Edén, sino un nicho de grandes productores y sellos que tienen talentos nuevos para aventar al cielo.

 

El turismo aventurero de la ciudad de Berlín sabe buscar el sinnúmero de centros nocturnos dedicados a tantos estilos musicales como canciones hay en el mundo. Berlín es un oasis en el mapa Europeo para los fanáticos del Techno bien hecho y de los destellos del House americano. 

SUOL nació en el corazón de Berlín, y desde que Thien, a.k.a. Chopstick, creció rodeado de sintetizadores, la música de Suol se ha basado en descubrimiento tras descubrimiento, llegando a acaparar la escena local, con 

artitas como Tender Games o Daniel Bortz, que le pegan de una manera impecable al Deep y a las corrientes más oscuras del house, llegando a sonar sombríos, en ocasiones industrial pero con colores tenues de alegría. La música de Suol Records es lo que sucede en la escena rave de Europa a las seis de la mañana.

 

Summer Daze es una serie de compilaciones que Suol entrega para reclutar y presumir talento propio de su crew e internacional. Ocupa mixes y colaboraciones vocales especiales para este larga duración, y la singularidad con la que es tratado el disco lo elevan a una obra artesanal. Summer Daze tiene tanta colaboración como canciones, más de 17 canciones, y un poco menos de dos horas de baile.

 

Tender Games, Chopstick o Kalkbrenner mantienen la frescura y esencia de Suol en la compilación, con tres tracks que suenan a spring break. “Vodoo”, “Let´s go” y “Catamount”, en su remix con Slow Hands, son los sencillos del disco, y están llenos de instrumentos exóticos. Al fondo suena un Steel Drum, que inmediatamente te transporta a una playa latinoamericana, pero los synths de Slow Hands reprimen todo ese sentimiento, para clavarte en una emblemática noche en TRESOR, que por cierto, sería el primer destino en Berlín para el fanático de Suol.

 

Citizenn, Galen y Kyodai mantienen el disco en un limbo interminable, sin embargo esto es un acierto. La compilación puede mostrarse como un set entero de un curador de Suol Records, y las participaciones de los tres antes mencionados mantiene la flama encendida en la pista, con un Techno más oscuro, que llega como una flecha a mi corazón enamorado de Paula Temple. Esto es Techno extranjero que suena a lo mejor de Alemania.

 

Otros puntos a favor vienen de Larse con “Honey” y “Clockwork Rainforest” a manos de Atjazz, donde los semblantes atmosféricos catapultan el compilado directo a un club nocturno.

 

Para disfrutar este gran compilado no son necesarias tantas cosas, y sobre todo, es una perfecta introducción al trabajo de Suol, si es que nunca lo habías escuchado. Solo necesitarías darle play y esperar que el viaje dure más de dos horas.

Sigue a SUOL en sus redes sociales:

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • SoundCloud Social Icon
  • Instagram Social Icon

2014® by Trick or Treat Music México. Aviso de Privacidad                                                                    Sponsored By: Vino Mexicano Lola+Carmen